HM Revenue & Customs. Hacienda: Payslips

abril 16, 2012 1 comentario

Veamos las payslips o payroll (nóminas).

Una nómina típica tendrá esta información:

Tax Period: el número de semana fiscal correspondiente al pago, si tu nómina es semanal. El número de mes fiscal (supongo, que no lo he visto) correspondiente, en una nómina mensual. O bien dirá “weekly” o “monthly” según el caso.

NIN: tu National Insurance Number (número de Seguridad Social)

Basic Hours: número de horas que has hecho, precio al que van y cantidad total de pasta que te corresponde.

Hasta aquí, lo que cabe esperar. Y entonces tenemos un apartado en algún lugar, o repartido por ahí, en el que vemos:

Net Pay: lo que vas a cobrar (o ya has cobrado si la nómina llega después del ingreso)

Y un montón de cosas repetidas, unas tal cual y las otras igual pero con TD al final. TD es To Date. Es la cantidad acumulada durante el año fiscal. Como una nómina refiere a un empleador, es lo que has acumulado con esa compañía, sin tener en cuenta lo que hayas hecho o estés haciendo para otros empleadores.

Total Gross Pay: lo que te toca cobrar en bruto para esta nómina.

Gross For Tax: cantidad bruta a la que hay que aplicar Tax para esta nómina

Earnings For NI: ingresos a los que aplicar pagos de NI (cantidad que cotiza para la seguridad social)

Ees NI: cantidad que pagas a la Seguridad Social (National Insurance)

Total Deductions: Deducciones. Lo que te han quitado del sueldo bruto entre Tax y NI. La parte de tu sueldo que no cobras. Neto + Deducciones = Bruto

Total Gross Pay TD: lo que llevas cobrado en bruto a lo largo del año.

Gross For Tax TD : cantidad bruta sobre la que se han aplicado Tax a lo largo del año.

Tax Paid TD: la cantidad que has pagado por Tax en lo que va de año.

NI Earnings TD: cantidad acumulada sobre la que se aplican las cotizaciones. Lo que has pagado por Seguridad Social (National Insurance) en lo que va de año fiscal.

Ees NI TD: la cantidad que has pagado para cotizaciones de Seguridad Social (National Insurance) en lo que va de año.

Tax Code: muy importante esto si vas a pedir tu Tax Return.

Puede que veas también: Payment Method y algo más, las primeras letras del nombre de tu banco o una abreviatura. Es el “método de pago”, digamos vía banco de turno.

HM Revenue & Customs. Hacienda. Introducción

abril 16, 2012 1 comentario

Queridos lectores:

Hoy la culpa de que escriba es de Fernando, que me acribilla con preguntas porque anda más perdido que un pulpo en un garaje… y no es para menos.

Hacienda funciona de un modo muy distinto aquí, y si uno no ha trabajado nunca allá antes de emigrar, entonces la cosa es una locura. Te suena eso de la declaración de la renta, y sabes que la gente echa humo por la cabeza al “hacerla”; puede que te acuerdes de que a no sé quién le quitaron a saber cuántos cienes de euros (si le quitaron miles y eres de su mismo estatus, lo mejor es que te pagues un adviser para ayudarte con las cuentas, tú que puedes); o que te suenen las cábalas de pagos e impagos para que no te afecten en la renta, o el siemprísimo que no se lo lleve Hacienda. Como los casos en los que no terminan nunca de pagar el piso porque entonces pasaría a ser una propiedad en lugar de una deuda, y Hacienda pediría su parte. Si te dicen IRPF, sabes que es algo relacionado con el tema, y que unos dicen que un 25% es una barbaridad, pero otros justifican que no lo es en sus circunstancias.

Total, que no tienes idea de lo que es una nómina, más allá de un papel impreso en relación con tu salario. Y el borrador de la declaración te parece una cosa temible, que si los demás terminan apañándose para hacerlo, tú también serás capaz, pero tienes un miedo atroz a meter la pata, que las cuentas no den, y que cuando en vez de un borrador sea el papelote de verdad, Hacienda te acuse de fraude.

Bien, si este es tu caso, bienvenido a UK, las cosas son más fáciles que en España mientras trabajes por cuenta ajena, en un puesto cutre y solo ahí.

En circunstancias normales, llegas sin trabajo y te agarras a una Agency para hacer lo que toque, o bien, has dejado el CV en cuanto bar, restaurante u hotel se te haya puesto delante. Como tu inglés no es una maravilla, pese a tus flamantes sobresalientes del instituto (si es que es el caso), te tienes que conformar con este tipo de empleos aunque tengas una o dos carreras.

En las próxims entradas respecto al tema, usaremos ciertos términos:

Empleador: quien te emplea, sea una persona, una Agency o una empresa de cualqueir otro tipo. Cuando trabajas para la Agency puede que hagas distintos trabajos y para distintas empresas, pero a efectos fiscales, es un solo trabajo, ya que hay un solo empleador, es la entidad que te paga.

Tax: impuestos

Tax Code: Código de impuestos que indica el tipo de impuestos que se te aplican o la cantidad a pagar. En nuestro caso común de extranjero recién llegado y metido en el primer mal currito que se cruza en su camino, suele ser unos números y una letra. Al multiplicar por 10 los números, tendrás la cantidad total de ingresos libres de impuestos que te corresponden durante el año fiscal vigente. La letra indica cómo llevar acabo los ajustes pertinentes según tu situación social: la edad, el tipo de trabajo y tus derechos a benefits, etc. Son datos para Hacienda, no para ti. Puedes encontrar esta información en la web de “Hacienda”: HM Revenue & Customs. Si estas en alguna situación especial, sí que deberías tratar de confirmar que tu Tax Code es correcto.

Tax-free “loquesea”: “loquesea” libre de impuestos.

Tax-free income. Sobre los ingresos libres de impuestos:

El sistema Inglés se complica a sí mismo pero no a los curritos como nosotros. Cada nuevo año fiscal se fija una cantidad mínima de ingresos que estarán libres de impuestos. Todo lo que cobres por debajo de ese dinero, es tuyo, no pagas tax, pero a partir de ahí sí las pagas.

En tu nómina vas a ver que siempre tienes tax. Lo que han hecho es una estima. Han calculado tu salario anual en función de las primeras nóminas, y entonces prorratean las tax para aplicártelas desde el principio. ¿Por qué hacen esto? Supongo que consideran un poco tremendo que un señor que cobra 15.000 al año, empiece con una nómina semanal de £290 y que al cabo de medio año, su salario se reduzca a £230. ¿No le resultaría más fácil contar con 250 desde el principio hasta el final? ¿Y no es también más fácil para la administración? Este señor puede tener derecho a benefits desde el principio o no tenerlos. De la otra forma, tendrían que hacer todo el papeleo para solicitar benefits cada vez que llegan a su mínimo libre de impuestos: con 290 viven, pero con 230 a lo mejor ya no.

Entonces, tomando cifras para 2012-2013:

A ingresos de £o a £34,370 les corresponde un 20% de tax, pero en circunstancias normales tendrás £8,105 libres de impuestos.

Si cobras 15,000:

Cantidad sobre la que aplicar tax: 15,000 – 8,105 = 6895

Cantidad a pagar por tax: 6895*20% = 1379

Cantidad a pagar por cada nómina semanal: 1379/52 = 26,52

Las cantidades irán cambiando cada vez que haya cambios. Por ejemplo si haces horas extra, o si tu trabajo no es estable. Se recalcula todo cada dos por tres y se hacen las correcciones pertinentes gradualmente. ¿Por qué? Para que siempre se te cobre lo que te corresponde, ni más ni menos; y para que nunca te quiten £100 de una nómina de £150.

Al hacer estas estimas, puede ocurrir que, al final, ganes menos de lo esperado porque no trabajas todas las semanas, o porque te han hecho el cálculo sobre los primeros días que, para variar, cobrabas más que posteriormente, o hacías más horas. No pasa nada. “Hacienda” se encarga de recalcular tus ingresos cada cierto tiempo. Si se han pasado cobrándote, empezarán a devolverte tax en la siguiente nómina, y entonces aparecerán como Tax Rebate y será un número negativo.

Como consecuencia de un sistema tal, no necesitas hacer declaración de la renta. Ya has estado pagando tus impuestos y ya te han reajustado el pago.

¿Pero qué pasa si tienes dos empleadores distintos? Aquí empiezan los problemas…

19F. ¿Sindicatos o solo sus sombras?

febrero 23, 2012 Deja un comentario

No sé si nuestros sindicatos son sindicatos, aquellos que luchaban por los derechos de la clase obrera, o si son pandas de listillos aprovechándose de los demás. Lo recordé hace unos días y me lo recuerdan ahora que leo esto sobre el 19F en Madrid. Lo titulan La manifestación que resultó ser dos.

Es curioso porque en su momento yo también me vi dividida. Al aparecer los sindicatos convocando manifestaciones, me pregunté si los sindicatos eran representativos o si no.

Y le pregunté a Manuel si pensaba que estaban allí para representar un papel que les toca por definición, por respeto a su origen… o si estaban allí por aparentar, porque ya es demasiada la gente que se lanza a la calle y demasiado lo que los partidos exigen, porque callar ante un abuso tan obvio en las condiciones laborales, los dejaría definitivamente al margen.

¿Están los sindicatos autoprotegiéndose para seguir siendo la excusa para mantener a otras cuantas vacas improductivas o están despertando de su letargo y reaccionando al fin?

El simple hecho de que me asalte la duda, es significativo.

 

Edito a 25 de Febrero para añadir esto:

Somos un grupo de compañeras de la SS de CCOO de Magnetti Marelli, Barbera del Valles (de las cuales 3 pertenecemos al comité de Empresa) que hemos tomado la decisión de abandonar el Sindicato después de muchos años de pertenecer a CCOO.

Desde hace años CCOO perdió la identidad de lo que fueron aquellas Comisiones Obreras de base de los años 70, comprometidas en la lucha, enfrentado los planes del Gobierno de turno y comprometidas en la unidad de toda la clase obrera y los sectores mas oprimidos de la sociedad.

Desde hace años los dirigentes de CCOO borraron aquel compromiso de lucha por crear una Central Única de Trabajadores, basada en la democracia obrera, en el funcionamiento asambleario.

El esfuerzo de miles de luchadores/as por intentar reconducir el curso del sindicato ha chocado una y otra vez con un aparato entregado a los gobiernos de turno, a los pactos permanentes con la patronal, a hacer de la “paz social” un principio sagrado y dependiendo económicamente cada vez mas del Estado.

La actual dispersión de las organizaciones sindicales, la división en la clase obrera, las tremendas diferencias materiales entre distintos sectores de trabajadores, tiene a los dirigentes de CCOO y de UGT como principales responsables.

La “paz” presupone que ambos contendientes dejan de atacarse, pero mientras la patronal y los gobiernos nos declaran la guerra, hablar de paz social es un eufemismo que no esconde más que una vergonzosa capitulación.

Han entregado media reforma laboral al Gobierno de Rajoy.

El 25 de enero CCOO y UGT firmaron con la CEOE el Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, un pacto para bajar los salarios y no aplicar en las empresas las condiciones recogidas en los convenios colectivos de ámbito superior. Con semejante acuerdo, que de nuevo se hizo sin consulta alguna a los afiliados/as, se daba carta blanca a los empresarios para poder hacer a su antojo cambios de horarios, de jornada y de funciones en el trabajo, descuelgues de los convenios… Como denunciamos entonces, eso era facilitarle el camino al gobierno del PP para que aplicara la reforma laboral, Toxo lo justificó diciendo que el acuerdo “que se necesitaba y demandan las personas que están en paro”, el mismo argumento que Rajoy da ahora para la Reforma Laboral. ¿Cuántos puestos de trabajo se iban a crear con este acuerdo? ¿Dónde y cuándo? El acuerdo se inscribió en el mismo espíritu de la reforma laboral y con esa firma metieron en el bolsillo de la patronal y el gobierno media reforma laboral.

Cuando centenares de miles la reclamamos, se siguen resistiendo a convocar la huelga general.

El pasado día 19, centenares de miles de trabajadores salimos a la calle contra la reforma laboral. Toxo y Méndez dijeron que esas manifestaciones eran un test, que “querían oír” a los trabajadores. Nosotras ya nos alegramos de que quisieran oír a los trabajadores, ya nos hubiera gustado que hubieran escuchado cuando el 80% de la población les dijimos que no aceptábamos el pensionazo, y pese a eso lo firmaron. Ya nos hubiera gustado que hubieran oído a los trabajadores antes de firmar ese acuerdo vergonzoso con la CEOE.

Si de verdad quisieran saber la predisposición de los trabajadores/as, deberían escuchar a las multitudinarias manifestaciones de los trabajadores del sector público, a las huelgas de los trabajadores de los aeropuertos, a las que están convocadas en metro y autobuses de Barcelona, a los miles de trabajadores, de los Ayuntamientos que en muchos casos ya ni cobran. Que escuchen a los trabajadores gallegos y vascos que están convocados a la huelga general para el próximo 29 de Marzo.

El 19 de Febrero fue un clamor multitudinario el rechazo a la reforma y la petición de huelga general, pero ese mismo día Toxo y Méndez declararon que “no querían confrontar” sino que el gobierno “rectificara”, que querían “negociar”. ¿Pero que quieren negociar de una reforma que es un autentico atraco laboral?

No quisieron ni quieren escuchar otra cosa que no sea garantizar con el Gobierno la “paz social” a costa de la cada vez mayor miseria de los trabajadores y el pueblo.

No hay la más mínima salida para derrotar esa Reforma que no sea, la huelga general y no testimonial de un día como pasó el 29 de Septiembre, sino como parte de un plan de lucha hasta echarla a abajo.

Cada medida del Gobierno no es más que el preludio de un nuevo plan más duro todavía. Acaban de aprobar la reforma laboral y ya hablan de cambiar la ley de huelga, es decir poner más trabas al ejercicio de la misma. La crisis económica exigirá cada vez más una respuesta dura y decidida de los trabajadores ante los ataques a nuestros derechos. El propio gobierno dice que este año España caerá en una dura recesión y que la crisis no ha tocado fondo todavía. Que habrá aun más ataques a nuestros derechos, y el recorte de 42.000 millones en el presupuesto del Estado exigido por Alemania y Francia para seguir regalando dinero a los banqueros y pagar una deuda que los trabajadores no hemos creado.

Cuanto más nos hace falta un sindicato para unirnos y luchar más convierten los dirigentes de CCOO y UGT a sus sindicatos en un factor de división y de entrega.

¿Cómo vamos a defender desde la sección sindical de CCOO los salarios, los derechos conquistados, si nuestros dirigentes firman sus recortes primero y ahora se niegan a responder con contundencia a la reforma? ¿Cómo vamos a decirles a nuestras compañeras que las cosas las decidimos entre todas, democráticamente, en asambleas, si nuestro sindicato hace lo opuesto, funciona por “el ordeno y mando” de los jefes del sindicato sin consulta a la base? ¿Cómo vamos a decirles a nuestras compañeras que el pan y el trabajo se defienden luchando si nuestros dirigentes se entregan una y otra vez al gobierno de turno y a la patronal?

No se puede seguir ni un día más en un Sindicato así. Quedarse, desgraciadamente, es acabar haciéndose cómplices de cuanto este hace. Si en algo tendremos que pedir disculpas a nuestras compañeras de trabajo es por no haber tomado esta decisión hace mucho tiempo.

Nos vamos para construir una alternativa de lucha que además esté al servicio de la unidad de la clase trabajadora para enfrentar y derrotar esta reforma y los ataques que van a seguir. Nos vamos a COBAS (Sindicato de Comisiones de base) para construir un sindicalismo de clase, de lucha y democrático. Nos vamos con compañeros/as, que como nosotras, dedicaron muchos años de su vida a construir Comisiones Obreras, nos vamos a seguir luchando por lo que un día dio origen a las Comisiones Obreras y que hoy desgraciadamente sus dirigentes han enterrado en medio de un mar de traiciones.

Categorías:Varios

¿Qué es un 6 de Enero?

enero 6, 2012 1 comentario

Es un Día de Reyes. ¿Cuánto hace que no tengo Reyes? No lo sé. Pero los tuve.

Ahora veo los Reyes desde el otro lado, leo a mis amiguitos y pienso que si hay una “energía” de esas colectivas, en este día está temblando, de nervios, de alegría, de emoción.

El  Día de Reyes no empieza el 6 de Enero, sino antes. Es imposible de precisar con cuánta anticipación se sienten los Reyes, en algunos casos, empiezan a venir justo a continuación del 25 de Diciembre, recibida y disfrutada la visita de Papá Noel. En cualquier caso, desde unos días antes hasta La Fecha, los niños enloquecen… y yo sospecho que la culpa es de los padres, que independientemente de sus creencias, o de si lo consideran un triunfo más del consumismo, sucumben. Y no sin razón. Sucumben por sus hijos, por verles pintadas unas sonrisas inolvidables, por oírles reír, por empaparse de su ilusión…

Escritas las cartas con suficiente antelación para que no lleguen demasiado tarde, comienza la espera.

En la noche del 5 de Enero, los papás ayudan a sus retoños a prepararse para recibir a los Reyes Magos, llevando a cabo un complejo ritual de ofrendas para agradecer a los Reyes su visita y ayudarles a seguir su camino. Como parte del rito, se llevan a los pequeños a ver las cabalgatas, y llenos de satisfacción, los devuelven a sus camas a las tantas de la noche, como Isa, que no pudo irse a domir sin antes decirle al mundo:

Niños en cama, zapatos colocados, agua para los camellos, roscon y leche para los reyes…..todo listo…..ala sus majestades ya pueden venir por mi casa…..mi regalo ya lo tengo: días tan fantásticos como el de hoy con mis niños…..que más se puede pedir…….????

Los padres con suerte, cuyos hijos se levantan pronto el día 6 y con ganas de abrir regalos, lo celebran como Marta, compartiendo su experiencia en Facebook, puesto que…

No hay día más bonito en el año. Estando dormida de repente se oye una vocecita que dice: “mamá, podemos mirar si hay regalos???”. Y allá fuimos todos con los ojos entreabiertos a ver qué había debajo del árbol y a partir de ahí todo lo que se oía era: “siiiiiiiiiiii, ohhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhhhhh, yupi, lo que yo quería….” Y esto acaba de empezar, ahora iremos con el coche con super maletero a recoger el resto de cosas de casa de los abuelos, tíos y demás familias…

Otros, como Juan Ra, lejos de sufrir en silencio, comparten su impaciencia:

Pero este niño… hasta cuándo tiene pensado dormir!!! :-s

Casi todos venían preparándose para el momento desde hace días, como Sara, sobresaliente previsora, que se hincha los pulmones virtuales y, no dos sino ¡tres! días antes del evento, teclea a voces:

EN MI ARMARIO YA NO CABE NADA MAS. ..A VER SI VIENEN LOS REYES Y REPARTEN SUS ENCARGOS. ..QUE NERVIOSSSSSSS!!

Los que no tienen hijos, tienen premio, como Ale (que ha expulsado de su mundo a las mayúsculas, y por eso inicia texto con minúscula… olvidemos la D final):

bien, me ha tocado el haba del roscón xD

O como Lucía

Y al final tuve regalito de reyes!!! Bieeeeennnn!! Y no contaba con nada!! Gracias Reina Maga!! :*

Los hay que se preparan tanto, que pasan la noche en vela, como Chispi, que nos llenó el Twitter de su procedimiento y de sus nervios desde el princio (cuando su compañero se quedó dormido):

Vale.Comienza la operacion sorpresa de reyes. Ya me he escapado de la cama.

Hasta el final, cuando su compañero recibió sus Reyes y anunció:

Mi prometida ha hinchado globos como hace mi familia, allá en Cádiz. No tengo palabras… salvo MAVERICK REV6 STEAMPUNK http://ow.ly/i/p9Wn

En conclusión, aunque para mí sea la vuelta a la rutina, que este año, además, coincide justo hoy, siendo el primer día de turno de trabajo de Manu, el 6 de Enero no es un día cualquiera. La mente colectiva está llena de ilusión, de juguetes nuevos, de paquetes de pilas y cajas vacías, de padres compartiendo tiempo con sus hijos, de infantes felices… desde las Españas y la América Latina, la mente colectiva recibe este día su dosis de emoción, pero de esa emoción pura que solo puede venir de los niños. La mente colectiva rejuvenece un poco cada 6 de Enero.

 

Categorías:Celebraciones Etiquetas: , ,

De cómo la fe mató a un niño (¡Y cuánto sabe mi abuelo!).

octubre 30, 2011 4 comentarios

Ante la adversidad, trabajo duro; si nos arrodillamos y esperamos la mano de dios, estamos perdidos.

Hace unos días mi amiga Patricia compartía este enlace en su muro de Facebook. Para los más vagos, resumo: niño de 3 años muere de neumonía por tener unos padres estúpidos, según el artículo. Los padres decidieron aplicar la homeopatía a correr el riesgo de tener un hijo vivo gracias a la típica vía médico de cabecera-Seguridad Social.

A mí me parece estupendo tener fe, y me parece que a veces la “medicina alternativa”, por llamarlo de algún modo, puede ofrecer soluciones que la medicina “oficial”, por seguir poniendo nombres, se dejó por el camino. Por ejemplo, debido a cierto abandono por parte de la ciencia, como en el caso que menciona el Señor Drauzio Varella, en cuanto a que se invierten más recursos para mejorar la calidad del semen o fabricar tetas más grandes, que en investigación sobre el Alzheimer. Bueno, en este caso no creo que la medicina alternativa tenga soluciones más poderosas. Pero sí, puede ocurrir que nuestra medicina oficial no dedique recursos a temas concretos para los que la medicina alternativa cuenta con infinidad de soluciones, de las cuales alguna “funciona” maravillosamente. Seguro que la ciencia puede explicarlo, aunque el comercio y la política no lo consideren suficientemente importante como para que la ciencia “pierda” ahí su tiempo.

Respeto profundamente que uno decida tomarse una tisana para el dolor de cabeza en lugar de una aspirina, yo misma era partidaria de dejar pasar los resfriados a base de miel y limón o lo que fuere -hasta que llegué a este país, donde los resfriados dejan de ser “comunes” de tan fieros y duraderos-. Pero si me rompo una pierna, no me pongo a beber más y más brebajes (o agua sin más) a ver si se me regenera, no, soy tan idiota que mejor me voy al traumatólogo, que igual pasa hasta de los masajes y lo que hace es colocarme el hueso en su sitio, inmovilizarme la pierna y mandarme a casa con la firme recomendación de no hacer el jíbaro por un tiempo prudencial.

La fe es maravillosa y proporciona una modalidad de vida que te quita de encima muchos quebraderos de cabeza, pero no puede sustituir a la ciencia. En mi opinión, tampoco debe. Una cosa es frotarte la quemadura con la plantita aunque la medicina oficial no haya reconocido las diferentes aplicaciones del aloe, y otra muy distinta es tirarse por la ventana porque alguien dice que tiene efectos terapéuticos, o no lavarse durante los días de menstruación porque cierta sabiduría popular centenaria afirma que es… ¿qué? ¿que puede matar? No sé porqué se suponía que una debía evitar manetener buenos hábitos de higiene durante “la regla”.

La naturaleza es lo que es, y si la desafiamos, responde… naturalmente.

En relación con el tema de la homeopatía, esta parodia que alguien compartió en el Muro de Patricia respecto a la noticia de los “padres estúpidos” esos, que a estas horas serán padres bien jodidos.

 

Y para rematar, con todo esto evoco una experiencia que me contaron mis abuelos, y que yo redactaré como me venga en gana, porque no recuerdo las palabras exactas.

En el día de su boda, ceremonia católica como estaba mandado entonces, a mi abuelo le pidió el cura que rezase un Padrenuestro, a coro con el resto, o con la que iba a tomar por esposa. Como fuere. Mi abuelo se vio obligado a confesar, y encima públicamente, que no se lo sabía, lo que era una aberración existencial, nadie tenía derecho a ser materia viva si no se sabía el padrenuestro, ¡podían fusilarte por hereje! (bueno, a lo mejor no tanto).

El Padre Don Juan (también, hacer que un cura lleve nombre de pendón verbenero…), incrédulo (contra todo pronóstico, con toda esa su fe), le dice algo tal que así:

“Pero usted que es un hombre de mar, con todos los peligros que eso conlleva, ¿cómo es que no sabe el Padrenuestro? ¡¿Cómo va a protegerse de las inclemencias del océano?! ¡¿Acaso no acude usted a Dios ante un temporal?!”

Y mi abuelo, que al parecer era un tío sincero donde los haya (porque en semejante situación, lo suyo es haber empezado por balbucear cosas incongruentes al ritmo del Padrenuestro y que pase por cantado), le replica:

“Mire, Padre, ante un temporal en el mar, más nos vale a todos espabilar y trabajar duro, porque con que uno se arrodille y se ponga a rezar, entonces ya ninguno llega a tierra”.

Categorías:Varios

Ya fuimos y ya volvimos

septiembre 30, 2011 Deja un comentario

En resumen genial.

¿Un poco más extenso? Genial y agotador.

Vale, puedo hacerlo más largo (que no mejor).

Sin razón aparente, el vuelo de ida se me hizo largo. Que no, que no hubo retrasos, ni sustos, ni esperas extraordinarias. Simplemente se me hizo largo, a veces pasa.

Como esta vez no llegábamos a la hora de cerrar, pudimos coger el metro, y no un taxi, para llegar a casa. El portal seguía en su sitio, timbramos a los vecinos, a los de casa, a los vecinos… Bueno, no sé muy bien en qué orden sucedió todo esto, ni cuántas veces, pero nadie respondía. Sabíamos que la abuela estaba en el hospital, así que la ausencia de respuesta nos aulló en rojo como la sirena de “complicaciones”. El número de teléfono de Manolo, quien se esperaba estuviera en espera de nuestra llegada, se encontraba inaccesible en el teléfono sin batería, y ni copiado a la tarjeta, y el del resto de la familia implicada, pues en condiciones semejantes -porque estas cosas solo pasan cuando uno se dice “bah, malo ha de ser, que nunca pasa nada“-.

En realidad, eso era, nada pasaba. Manolo apareció al rato, que pensaba que llegábamos más tarde y además, había perdido el móvil en el taxi (fíjate, si hubiéramos llegado a llamar, quizá no lo habría perdido). Paseos por aquí, paseos por allá y al fin podemos ir a domir.

No duermo bien. En Madrid hace más calor del humanamente tolerable, y se acompaña de una sequedad que anula las mucosas y las convierte en vías áridas de molestias y dolores -me refiero a mis narices, que se me secan hasta la sangre… yo como los perritos, a lamemerme el hocico, pero como no llego con la lengua, pues me remojo con agüita cuando puedo, que sí, que hay sueros para eso, ya, y regiones con humedad relativa existente, que es lo mínimo para el desarrollo de la vida, aunque Madrid se niegue a aceptarlo-.

Así empiezan mis vacaciones deshidratantes y de sueño escaso y/o de calidad pésima.

Los dos días siguientes son de más correteos de aquí para allá, pero a la abuela ya la mandan para casa (un tanto drogada y demasiado silenciosa para ser ella), y tuvimos tiempo de tomar un aperitivo con Mónica y Juan, que nos presentaron a su reciente aportación al mundo vivo: Paula; y de comer con Ana y Jorge, que prontamente nos amenazarán también con que esperan una aportación de esas. Un día agradable y tranquilo, este.

Al fin la hora de alquilar el coche y dejar la sequía madrileña para reconocer esa otra sequía, la castellana, que también se las trae. El centro de España se perdió por el camino cuando se comentaba aquello de que la vida se origina en el agua, de que somos un 70% agua, de que el agua es vital, y aún más allá, esas maravillas lingüísticas de que el agua es vital para la vida y que hacen que tenga que ir al diccionario a buscar el significado de vital, que deja de estar claro. Al centro de España le importó bien poco, porque se vistió de vida, y se olvidó de la humedad, desentendiéndose de mi aridez de narices.

Las visitas castellanas siempre me gustan. Las más de ellas son fugaces, así que no puedo cansarme, pero si no lo son, aún quiero que duren más. Las estancias, breves o no, son como “en casa”, sin prisas ni presiones y con conversaciones para todos los gustos, desde las obviedades más superficiales hasta divagaciones místico-religiosas o análisis “científicos”. Puede surgir la alimentación de la rana como tema, con la naturalidad del “pásame la sal” a la hora de comer.

Esta vez llegamos incluso a Zamora así que pudimos ver a algunos amigos. Gonzalo, el compañero de piso que tuvimos justo antes de migrar, sigue en el mismo sitio, igual que siempre, pero ahora en vez de quedarle toda la carrera -como suele ocurrirle a la gente cuando se matricula por primera vez-, ya le quedan solo unas cuantas asignaturas, y para hacerlo más divertido, con Bolonia en los talones, lanzándole mandibulazos al culo, a ver si pilla algo.

Para deleite de Manu, lo sacaron a pasear por una obra, y por suerte, Gonzalo, tocayo del arquitecto, estaba por allí y pudo empaparse de la realidad de la profesión. A mí, mientras tanto, lo que me hicieron fue pasearme por un terreno lleno de arena de lo más fino, que se cuela en los zapatos y amenaza con incrustarse en la herida del otro día, la del resultado de los calores de Madrid, que te dilatan los pies y hacen que los zapatos sean culpables de hacer daño. Los tres arquitectos inmersos en el excitante mundo de las obras, y yo, en cambio, con un sol implacable en la cabeza, una humedad aún desaparecida y un suelo bajo los pies que ni a las lagartijas daba oportunidad alguna. Sí, estábamos en las mismas coordenadas espacio-teimpo, sí… ¿acabo de ejemplificar que la realidad es relativa?

Voy a confesar que a pesar de las condiciones adversas que describo, no sufrí tanto como dejo ver aquí. A veces hasta atiendo a la conversación, ¡y la entiendo!

Más tarde, nos encontramos con Mónica, que tuvo un detalle con nosotros, un detalle absolutamente inesperado y afectivamente apreciado (tanto que ya lo destrozamos…). Una foto del grupito de compañeros de la facultad, con descendencia incluida. Una vez más, la vida sigue (incluso en esos sitios resecos, para contradecirme). Agradezco un montón cada instante que alguien me dedica, especialmente desde que estoy aquí. Así que este gesto, una foto enmarcada, es de lo más valioso a mis ojos. Gracias, Mónica.

Al rato llegó también Nacho, y las horas seguían pasando tan rápidas, que dejamos Zamora más tarde de lo que pretendíamos.

Que sepáis que ambos comentamos lo ameno que se hizo ese ratito con vosotros y que se nos pasó el tiempo volando.

El Hoyo de Pinares tenía que dar guerra, lo sabíamos. Uno no puede pretender recuperar unos cuantos trapos de invierno de entre una maraña de hilillos de “tu vida” y de “su vida”, mezclados con “nuestra vida” y distribuidos en cajas y sacos. Al menos, la distribución no era azarosa, que en su momento hicimos las cosas con buen criterio. Otra noche de mal dormir, incluso después del ajetreo, y vuelta a Madrid.

La sección amigos fue muy femenina, Ali nos presentó a su retoño, una especie de saquito de carne que se le quedaba pegado a la teta: Álvaro. Es sorprendente esto de la vida, pero… 3 biólogas presentes, y ninguna se mostró maravillada por el fenómeno, el de la vida, quiero decir. Ni como científicos ni como sacos de hormonas con debilidad por los bulticos babeantes, dormilones, que gimotean pidiendo comida o agua. De ninguna de las maneras fuimos capaces de admirar el milagro del bebé o de conmovernos. Belén, Olaia, tenemos que admitir los hechos: puede que seamos insensibles.

La noche, en Madrid otra vez, fue más llevadera, aunque no conseguí descansar lo suficiente. Y la sección familia fue más alegre, la abuela ya “despierta”, aunque sin energía como antes para hablar sin parar y no estarse quieta, ahora no le queda otra que pedir ayuda para todo. También agradable conversación a la mesa, y aperitivos-time muy Spanish, con vermú, aceitunas, patatas fritas, queso y… ¡anchoas!.

Cuando ves a gente que hacía tanto tiempo no veías, y resulta tan sencillo entablar conversación, sabes que sí hay algo que a todos nos une, que si bien somos únicos, hay al mismo tiempo una base común a todos, y todos necesitamos de los otros. Somos seres sociales, en eso no se equivocó Aristóteles. Necesitamos unos de otros, nos influimos, intercambiamos, aprendemos.

Un saludo cariñoso a todos aquellos que no pudimos ver, por haches, por jotas o por bes…

Categorías:Varios

Día de no

septiembre 18, 2011 2 comentarios

No hago más que levantarme, y ya estoy de no. Por eso escribo, porque con suerte me pongo de sí.

Algunos sabéis que en dos días nos vamos a España, y otros sabéis también, que planeábamos ir a Francia posteriormente, aprovechando que a Manu aún le quedan unos días de vacaciones por pedir. Aquello se convirtió en un jaleo. Antes de pedir las vacaciones, queríamos confirmación de Antonio y Elsa, que además nos van a dar asilo temporal, pero no conseguimos hablar con ellos hasta esta semana. Para entonces, los billetes del Eurobus ya no eran asequibles, y los aviones tampoco están tan bien. La opción de hacer Gatwick -> Madrid -> París nos espanta, por el tiempo que lleva y porque, al final, por más que tengamos billetes a 10 €, terminará saliendo igual o más caro que salir de Luton -¡Luton!-. Por otro lado, habíamos acordado con Antonio ir el 14. Entonces me ofrecen trabajo en la guardería para dos semanas… incluyendo el 14.

Entre lo uno y lo otro (el encarecimiento y el trabajo), Manu no ha pedido sus días libres para esas fechas, que además están “a la vuelta de la esquina”, y aún no hemos hablado con Antonio otra vez para ver qué hacemos. Meternos en Noviembre es quedarnos sin luz (y pasar algo de frío, también), así que no interesa retrasarlo.

El caso es que me anda todo esto en la cabeza, nos vamos en dos días, Manu trabajando, yo también (hoy no, que me toca descansar, Losdioses mediante), pendiente aún el detallito para las nuevas mamás… Me siento bajo presión, cuando tras la semana de agonía que hoy termina, lo que mi cuerpo necesita es un descanso.

De no, estoy de no. No quiero que me ronden la cabeza ni fechas, ni diminutas camisetas con leyendas tipo “I’m so cute”, ni el menú para mañana, ni la ropa de verano para España, ni si se habrán salvado nuestras pertencias en Hoyo, ni…

No quiero desusar así mi cerebro, que se me desgasta, y -sí, ¿algo que objetar?- en el fondo le tengo aprecio.

Categorías:Varios
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.